Los estudios pequeños, un gran paso para el videojuego

Capcom de Street Fighter y Resident Evil, Squaresoft de Final Fantasy, Konami de Metal Gear Solid y Silent Hill, Nintendo de Mario Bros y Ocarina of Time. ¿Os suenan todos estos nombres verdad? Son las compañías que están detrás de algunos de los videojuegos más famosos del mundo. Hubo una época en la que estas compañías trabajaban día y noche para que los títulos en los que estaban trabajando llevaran su santa seña. Pero de eso hace ya tiempo… Actualmente vivimos en una época donde la industria del videojuego es un negocio puro y duro, una mina de oro de la cual sacan mucho dinero cada año. Por suerte, donde muchas compañías se han corrompido por completo, otras han nacido. Pequeños estudios que han conseguido sobreponerse al atractivo de los billetes, y que trabajan duro desde la más pura humildad para que todo su arte quede plasmado en un videojuego. Continuar leyendo “Los estudios pequeños, un gran paso para el videojuego”

Anuncios

La amistad, esencia del videojuego

A día de hoy la gran mayoría de l@s jugador@s están acostumbrad@s a jugar en soledad. Tanto si jugamos a un título de un jugador o bien multijugador a través de Internet, lo hacemos en solitario, metidos en nuestro cuarto o tirados en el sofá de casa. Hubo una época especialmente inolvidable, esa en la que unos cuantos amigos subíamos a casa de uno de los colegas y nos pasábamos horas y horas jugando a la consola y riendo. Eran muy buenos tiempos, esas tardes tenían una esencia muy pura, libre de egoísmo y maldad, un grupo de amigos jugando a videojuegos; y todos pensando lo mismo, ojalá esto nunca cambie… pero lo ha hecho… Continuar leyendo “La amistad, esencia del videojuego”

La magia es inmortal

Portada Final Fantasy Rep

I’ll be here… Why…? I’ll be ‘waiting’…here… For what? I’ll be waiting…for you…so… If you come here… You’ll find me. I promise. Estas palabras resuenan a lo largo del océano. Dos guerreros en el fragor de la batalla con el sable pistola como protagonista. Dos leones luchando por su orgullo, la magnitud de la batalla se refleja en la contundente cicatriz de sus caras.

A día de hoy todavía se me eriza la piel cuando Squall Leonhart despierta en la camilla con la venda en la cabeza, mientras que de fondo escuchamos el canto de los pájaros. El sol que entra por la ventana iluminando toda la sala de enfermería casi consigue dañarme los ojos. Es el inicio de Final Fantasy VIII, el culpable de que yo crea en la magia, de que sea la persona que soy. Queridos amigos os voy ha hablar de la magia, os voy ha hablar de Final Fantasy. Continuar leyendo “La magia es inmortal”