Breath of the Wild: Link Awakening

Lo único que he hecho en estas últimas dos semanas ha sido jugar a The Legend of Zelda: Breath of the Wild. Llevo las suficientes horas de juego echadas como para poder decir que es uno de los mejores títulos que he jugado en mis 28 años de vida. El día que me ponga ha hablar de el, necesitaré tres pantallas para que me coja el texto; y hablaré de el, y llenaré las tres pantallas, pero cuando lo tenga terminado. Hoy lo que quiero es mostraros el motivo por el que yo me quedo con la boca abierta cada vez que juego; el potente y precioso diseño artístico de Breath of the Wild.

Desde que Link despierta en su nicho, tenemos total libertad para movernos por donde nos de la gana. A mi me gusta mucho moverme despacito, saborear la exploración de un mundo de tal magnitud; me paro, saco mis capturas, me subo aquí y allí. Quiero compartir con vosotros mis primeros pasos por Hyrule; para ello os he preparado una galería de imágenes del primer pedacito de mapa. Os dejo con La meseta de los albores, El monte Hylia, El río del más allá, El bosque de los espíritus, Kakariko y el Templo del Tiempo; lo primero que ve Link tras despertar.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s